Desde la ropa que usan los ciclistas hasta la bicicleta que montan son una fuente de información para los entrenadores; con estos dispositivos se puede pronosticar el clima que enfrentarán


La digitalización no se ha limitado a industrias como la banca o la manufactura, los deportes no están exentos y el ciclismo es uno de los mayores ejemplos.

Sensores, telas inteligentes, análisis de datos y hasta realidad virtual son las tecnologías que están cambiando a este deporte, cuyo máximo exponente es el Tour de Francia 2017 que termina este domingo 23 de julio.

“Antes no existía una tecnología que permitiera hacer un rastreo adecuado de cada ciclista, lo que se tenía era un registro por grupo o pelotón, no individual”, explicó el encargado de Soluciones y Servicios de Dimension Data, Daniel Villavicencio.

En entrevista con Excélsior, comentó que esto cambió hace tres años cuando los encargados del evento firmaron un acuerdo con Dimension Data para que fuera el proveedor tecnológico.

Gracias a esto se pudo añadir un sensor de movimiento a las bicicletas de los atletas para obtener información como velocidad, aceleración, posición y, más recientemente, medir el viento o la lluvia que también afectan el desempeño durante la carrera.

“Parece una información simple, pero son 21 etapas que conforman la carrera con casi 200 ciclistas y no es sencillo llevar el registro en tiempo real”, relató Villavicencio.

Afortunadamente lo han logrado y también han añadido tecnologías como el análisis de datos, que puede ser aprovechado por los equipos para diseñar estrategias dependiendo del trayecto.

En este sentido, destacó que en la carrera 2017 todos los participantes tienen acceso a esta información, por lo que ninguno se encuentra en desventaja.

Además, los fanáticos de este deporte acceden a parte de esos datos, los cuales son publicados por los organizadores en la página web o en redes sociales.

Por ejemplo, pueden ver el perfil del ciclista con sus debilidades y fortalezas a través de las diferentes etapas de la carrera; así como algunas predicciones como si es posible que el pelotón alcance a los líderes y con ello mejorar el desempeño del deportista.

“El Tour tiene más de 100 años de historia y su cobertura ha evolucionado, ahora estamos en la etapa de vivirlo a través de nuevos medios y llevarlo a las personas que ya no ven estos eventos por televisión”, consideró el encargado de Soluciones y Servicios de Dimension Data.

Añadió que esos nuevos medios ahora son bidireccionales y, si se saben aprovechar, pueden atraer a más fanáticos y patrocinadores.

A futuro

Por otro lado, reveló que en la edición 2017 del Tour de Francia están probando nuevas tecnologías en modo beta. En particular destaca el uso de una playera con tela inteligente capaz de hacer un monitoreo eléctrico de manera remota del ritmo cardiaco, la temperatura corporal, la presión sanguínea y hasta la oxigenación.

“No está siendo usada en todos los equipos porque se trata de un proyecto experimental, pero nos muestra que hay dispositivos más livianos y que nos permiten tener una mayor precisión”, destacó Villavicencio.

Dimension Data también se encuentra analizando cómo llevar la realidad virtual a los aficionados, es decir, que puedan vivir desde la comodidad de su hogar la perspectiva que tiene un ciclista durante la carrera.

“De modo experimental estamos llevando la realidad virtual haciendo transmisiones de ciertos segmentos”

Escrito por El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *